Las islas flotantes

LAS ISLAS FLOTANTES (TAMBÍEN LLAMADAS MONTAÑAS FLOTANTES)

Durante años, siglos, en literatura antigua se ha visto o se ha escrito acerca de islas flotantes, que son trozos de tierra suspendidos en el aire, que desafían la gravedad. Muchas personas: escritores, cinematógrafos, diseñadores,etc han plasmado en libros, películas, animes (series animadas japonesas), etc estas fantasiosas islas, algunas cubiertas de césped, árboles, con castillos, otras con puentes que las enlazan.
La más reciente y famosa aparición de estas islas fue en la película Avatar.

Orígenes de las islas flotantes en la historia:
La Isla del Dios Eolo: Eolia. En el X canto de La Odisea de Homero (siglo VII a. C. aproximadamente), Odiseo o Ulises llega a la isla flotante del dios de los vientos, así comienza “Arribamos a Eolia, la isla en que tiene su sede un varón de los dioses querido, el Hipótada Eolo; es aquélla flotante y un muro irrompible de bronce la defiende en redor; lisas suben del mar las escarpas.” Nunca queda claro si es una isla flotante en el cielo sobre el mar ante la Eolia (actual costa egea de Turquía), o si flota en el mar, pues su aparición es muy breve.

En el arte chino clásico la reproducción de sus paisajes fue un tema importante de representación. Entre esos paisajes, son las montañas un motivo icónico, y, teniendo China una orografía única, no es de extrañar. No es que aparezcan islas flotantes en su arte, pero en ciertas épocas y estilos la interpretación de las montañas, envueltas en nubes, en el estilo Shan Shui, que es el que está especializado en este tipo de representaciones, han pasado por malinterpretaciones occidentales de emular “islas flotantes”, y han inspirado obras más contemporáneas.

En Los Viajes de Gulliver (Jonathan Swift, 1726), una obra icónica de la literatura universal y referente para la literatura fantástica, aparece una isla flotante: Laputa. Esta isla está habitada por unos laputienses de mente distraída cuya cultura tiene las matemáticas y la música muy refinadas pero no la aplican con un enfoque tan cartesiano como en el racionalista mundo de Gulliver. Laputa parece tener origen artificial y flota por arte de unos poderosos imanes que ejercen repulsión contra la tierra de Balnibarbi, que tiene propiedades magnéticas extrañas.

Sky Island (L. Frank Baum, 1912), del mismo creador del universo del mago de Oz (las novelas), La Isla del Cielo o Sky Island en su versión original es un cuento para niños donde se relata las aventuras de una joven, un muchacho con un gran paraguas volador mágico y un capitán, en la que descubren una isla voladora dividida geopolíticamente por dos extrañas razas humanoides, una de color rosa y otra azul.

El trabajo del ilustrador Roger Dean
Este ilustrador y diseñador es, sin duda, un importante referente en las obras que a continuación se señalarán. Este ilustrador, famoso por haber diseñado portadas de importantes grupos de música rock de los años 60 y 70 como Yes, o para videojuegos, fue de los primeros en hacer ilustraciones de islas flotantes a las que no les afecta ninguna ley de la gravedad, con dragones coloridos, y diseños un tanto chinescos, o bien futuristas. Abrió incluso un caso legal contra James Cameron por encontrar en esta película un plagio incluso en el diseño de la fauna.

Laputa: el castillo en el cielo (Hayao Miyazaki, 1986). Una película de animación de culto de los estudios Ghibli, que nos sitúa en un mundo fantástico en el que existe una extraña fortaleza ancestral situada en una isla flotante, Laputa. La acción explota cuando unos piratas aéreos atacan a la joven protagonista que tiene una llave que podría abrir las puertas de esta ciudad, la cual contiene maravillosos tesoros. Una película de aventuras más que recomendable donde la isla flotante, una especie de Atlántida voladora, es el escenario principal.

Uno de los escenarios de Tomb Raider 2 (1997), videojuego protagonizado por la aventurera y arqueóloga Lara Croft, es un mundo de islas flotantes inspiradas en el arte chino.

La serie de animación francesa Cazadores de dragones (2004-2005), una simpática serie para niños protagonizada por cuatro personajes que se dedican a cazar dragones que amenazan la tranquilidad de los habitantes de su mundo, nos transporta a un mundo de islas flotantes con ciertas reminscencias a las pinturas chinas, y una gran diversificación de dragones, con una tecnología más bien “clockpunk” (así como retrofuturista renacentista, muy “da vinciano”). En 2008 adaptaron la serie en una película de animación. Recomendable para todas las edades.

En el videoclip animado de Gorillaz Feel Good Inc. (2005) (un grupo musical)se desenvuelve en una isla flotante impulsada supuestamente por un molino, que podría recordar un tanto a la serie antes mencionada.

En el anime japonés Kiba (2006) en la segunda temporada aparece un mundo (dimensión) llamado Tusk que está formado por islas flotantes mayormente áridas y con poca vegetación, en ese mundo no existe la noche, es un atardecer perpetuo.

Serie de animación francesa, canadiense y luxemburguesa que se desarrolla en un futuro científico-fictício con islas flotantes es Skyland (2005-2007). Representa que la Tierra se ha fragmentado en múltiples pedazos, aunque se mantiene misteriosamente semi-unida por la gravedad. Lo que es la historia es un argumento un tanto space opera moderna, y los diseños futuristas y fantásticos son muy interesantes.

En el conocido videojuego Half Life en el último episodio el personaje principal se transporta a un mundo llamado Xen, mundo habitado por unos extraterrestres con armas biomecánicas. El hábitat son rocas suspendidas en el espacio con pasadizos iluminados por cristales y algunas plantas parecidas a hongos con cuatro tallos que son bioluminiscentes.

The Mysterious Geographic Explorations of Jasper Morello (2005) es un corto de animación nominado al Oscar en su categoría que constituye todo un referente audiovisual del Steampunk. Para algunos es lo que Blade Runner para el Cyberpunk. La historia se desarrolla nuevamente en un mundo de islas flotantes, así como de ciudades flotantes mecanizadas

Avatar de James Cameron (2009). La popular película de Cameron nos transporta a un satélite de un planeta gaseoso, habitado por peculiares formas de vida, que llama la atención de los humanos neocolonialistas precisamente por sus islas flotantes ricas de un mineral llamado Unobtainium, el cual genera una extraña reacción física electromagnética que hace flotar a estas masas de tierra.

Las islas flotantes han sido usadas por muchas personas en historias, cuentos, etc y han sido plasmadas por muchos artistas.

Incluso yo, uno de los administradores de TecknoNT he soñado con estas islas, era impresionante.

Según la lógica se podría pensar que las “islas aéreas” son una malinterpretación de naves extraterrestres. Puede que personas abducidas de esa época hayan contado a los demás que unos seres se lo llevaron y estuvo en una ciudad en el cielo flotando en una isla que en realidad era un ovni.

Otra forma de pensar sería que realmente sí existen estas islas en una dimensión paralela aislada y que nuestra mente y alma conocen ya que se conectan con la consciencia del universo. O que poseen un material que rechaza la gravedad pero al estar mezclada con tierra se siente atraída y eso la mantiene flotando.

g

 

Muchos artistas han hecho artes relacionados a las islas flotantes:

En esta galería se muestran más imágenes: http://flying-islands-here.deviantart.com/gallery/

 

VER TEMA: LA TIERRA HUECA

Anuncios

2 comentarios el “Las islas flotantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s